Chakras, Yoga y Reiki

Los chakras son centros de energía que habitan dentro de tu cuerpo o aura. Los siete chakras principales representan ciertos puntos en los que la energía fluye a través del cuerpo físico, órganos y sistemas. Pueden funcionar como portales para recibir energía o como transformadores de energía.

Todo sobre los chakras, el reiki y el yoga

Si lo piensas bien, todos estamos hechos de energía. Tu cuerpo puede sentirse sólido, pero en realidad todos estamos hechos de células, que están compuestas de átomos, que están hechos de energía. Las tradiciones antiguas hablan de diferentes tipos de energía que fluye y actúa en los seres vivos.

En las tradiciones asiáticas, esta energía se llama chi, qi o ki. Mediante este sistema, la energía fluye a través de una conexión de vías llamadas “meridianos de energía”.

Chakra y relación con yoga y reiki

Piensa en los meridianos como carreteras que se conectan a una rotonda que controla el flujo del tráfico. Los chakras funcionan como las rotondas, y la energía es como los coches que viajan por las carreteras que pasan por las rotondas para ir a donde necesitan.

Cuando estos siete chakras funcionan bien y la energía fluye, estás sano en mente, cuerpo y espíritu. Sin embargo, si tus chakras no funcionan correctamente o experimentan bloqueos, podrás notar cómo afectará tu vida a través de los sentimientos tanto físico, emocional y mentalmente.

El reiki en los chakras

El reiki abre o desbloquea los chakras para ajustar la corriente de Fuerza Vital Universal que recorre todo tu cuerpo así permitir que los siete chakras se encuentren en unión. Al momento de que todos los chakras se encuentren con un mismo ritmo y radiación, se estimulará el sistema inmunológico del cuerpo y las destrezas naturales de curación del mismo.

Además, la energía reiki se obtiene por el cuerpo etérico y el físico simultáneamente, fundando un equilibrio en los chakras y en el sistema endocrino, mejorando progresivamente toda la parte emocional.

reiki es la palabra japonesa que significa la guía espiritual de la fuerza vital universal dentro de todos y de todo. En reiki hay dos partes involucradas, el proveedor y el receptor. Se educa al proveedor en el movimiento y la canalización de la energía a través de sus manos y en el cuerpo del receptor, donde más se necesita la energía.

Este movimiento de energía está guiado por el espíritu tanto del proveedor como del receptor para encontrar los desequilibrios dentro del receptor que necesitan ser sanados. La curación no ocurre a un nivel meramente físico. El movimiento curativo de la energía también puede traer equilibrio a tus emociones y pensamientos.

El reiki se considera un modo de masaje y, a menudo, se usa para tratar enfermedades crónicas o discapacidades mediante la liberación del dolor físico y la incomodidad al trabajar en la causa raíz del problema.

El yoga en los chakras

El yoga es considerado la guía más básica de equilibrar cada uno de los chakras, ya que crea una alineación dentro del cuerpo físico. Equilibra y estabiliza tu cuerpo por medio de la práctica de asanas (postura de yoga) también equilibra el cuerpo sutil. Por lo que realinea los chakras, que regulan las conductas específicas, y aligera la superación de patrones, creencias y hábitos obsoletos.

El yoga es una variación de la palabra sánscrita “Yuj” que significa unión. En este caso se produce la unión entre mente, cuerpo y espíritu. Para lograr el equilibrio, el yoga se basa en dos partes al principio; el yogui y el practicante. El yogui le enseña al practicante cómo ejecutar posturas que desarrollan fuerza y ​​flexibilidad. Las poses se pueden realizar con movimientos lentos o rápidos.

El uso de movimientos lentos permite al practicante corregir la alineación de la pose para reducir el cambio de energía que se bloquea. El uso de movimientos rápidos aumenta la energía interna del practicante y ayuda a que la energía se mueva con más velocidad por todo el cuerpo.

El movimiento de la energía despeja cualquier bloqueo que pueda estar causando un desbalance en la vida de los practicantes. Centrarse en la fluidez de las posturas y la respiración permite que el practicante tenga tiempo para meditar y encontrar la paz interior.

Unión entre chakra, yoga y reiki

Aunque el Reiki y el yoga se fundaron en países separados y surgieron de diferentes culturas, existen similitudes entre ambos. Para comprender las similitudes es importante conocer las diferencias en su origen y los aspectos de su práctica. Las similitudes se hacen evidentes y permitirán a los practicantes utilizar ambos para lograr una armonía completa de los chakras en los tres niveles de mente, cuerpo y espíritu.

Reiki chakras

Tanto el reiki como el yoga se centran en el movimiento de la energía por todo el cuerpo y en encontrar el equilibrio de la mente, el cuerpo y el alma. En el reiki, ese movimiento es ayudado por el maestro de reiki que se convierte en el recipiente para el movimiento de energía guiado por el espíritu en todo el cuerpo.

En el yoga, el yogui enseña el movimiento de la energía a través de posturas, técnicas de respiración y meditación. Experimentar el trabajo de reiki le permite al receptor realizar un trabajo de energía para despejar cualquier obstrucción en el flujo. Aprender con un yogui enseña cómo hacer que la energía fluya a través del movimiento del cuerpo.

El chakra es un centro energético muy importante para nosotros. La expresión “cerrado” o “abierto” se usa a veces para los chakras, pero no significa que los chakras deban estar muy activos.

Por supuesto, si está débil o casi inactivo, ocurrirán problemas, pero si está hiperactivo o la energía es turbia, los síntomas y condiciones negativos aparecerán en la realidad. La mejor condición para un chakra es que todos los chakras estén activos y bien equilibrados.

Es por ello que las prácticas del yoga y reiki se pueden utilizar por separado o juntas para mantener el equilibrio de los chakras entre la mente, el cuerpo y el espíritu para que logres tener una vida en armonía y total felicidad.

 

Si te gustó el post y quieres deja tu comentario!

Compartir en tu red:

Deja un comentario