Los colores de los chakras

Los chakras son parte del mundo espiritual y será más fácil conectarse y comprender los diferentes tipos y sus colores, si crees en algo más elevado que tú, como el Universo, Dios o la Fuente. A continuación, hemos dividido cada chakra en fragmentos fáciles y digeribles para ayudarte a comenzar tu viaje y aprender más sobre los colores de los chakras y sus significados.

 

Significado de los colores de cada chakra

 

Este segmento del post profundizaremos un poco al respecto de cada color en los siete chakras del cuerpo humano, al decirte donde se encuentra cada uno, su propósito y el significado de cada color.

Los 7 chakras

1.  Primer chakra: Rojo

El primer chakra, también conocido como chakra raíz, se considera el más denso de los siete. Por tal motivo su color representa la pasión, el fuego y el peligro. Tu chakra raíz posee el color representativo de la fuerza vital y es el chakra más potente e impactante. El rojo queda vinculado a las glándulas suprarrenales, que controlan la respuesta instintiva de “lucha o huida”.

Es por ello, que ciertas personas que aman este color disfrutan que esté sumergido en su cuerpo físico. Frecuentemente estas personas son ambiciosas y extrovertidas. Esto puede manifestarse como pasión y amor salvaje, o ira y frustración; depende de las experiencias individuales de cada persona

En resumen. El color rojo está asociado tu chakra raíz y gobierna las emociones en torno al amor, el sexo, la autoexpresión y la ambición.

2.  Segundo chakra: Naranja

El siguiente chakra controla la creatividad y la expresión. Es posible que hayas escuchado que el naranja es el color de la creatividad, ¡y es probable que de aquí provenga eso! Como el chakra sacro está en el vientre, es el chakra que también se relaciona con tus sentimientos viscerales e intuición.

Si te atrae el naranja o te gusta rodearte del color, puedes esperar sentir más optimismo, alegría, vivacidad e imaginación. También es el color del otoño y te recordará que debes dejar ir algunas cosas para empezar de nuevo.

En resumen. El naranja es el color del chakra sacro y gobierna tu sensualidad, creatividad y autoestima.

3.  Tercer chakra: Amarillo

El amarillo corresponde a tu tercer chakra, o plexo solar, y controla el intelecto. Quienes se sienten atraídos por el amarillo son parciales a los desafíos intelectuales.

Además de esto, el amarillo representa coraje mental, autodeterminación y fuerza. Si te sientes atraído hacia el amarillo, puede significar un cierto nivel de seguridad en tu persona y autoestima, así como calidez en la personalidad.

En este punto, probablemente estés descubriendo que tus sentimientos naturales sobre colores específicos tienen sentido: rojo para pasión, naranja para creatividad, amarillo para sol.

En resumen. El color amarillo está asociado con tu chakra del plexo solar y gobierna la confianza en tu persona, tus miedos así como los desencadenantes que los causan y la ansiedad.

4.  Cuarto chakra: Verde

Puede parecer contradictorio que el color verde representa el chakra del corazón. Sin embargo, el verde está relacionado con el bienestar, la naturaleza, el color de la tierra, nuestro núcleo, nuestra base. Entonces, cuando lo piensas de esa manera, comienza a tener sentido.

Este chakra se relaciona con el corazón, los pulmones, el pecho, básicamente, tus áreas centrales de funcionamiento. Si tienes un chakra de corazón fuerte y abierto, te mantienes erguido, irradiar energía positiva y también atraes amor a tu vida.

El verde se conoce como un color expansivo, por lo que si te sientes atraído por él o si te rodea, experimentarás una sensación de calma, aceptación y apertura de la mente. También es una buena señal para tus relaciones; sintonizar con el chakra del corazón te permite estar más dispuesto a entablar nuevas relaciones, ya sean platónicas o románticas.

En resumen. El color verde está asociado con el chakra del corazón y gobierna tus emociones en torno a la culpa, la abundancia y los límites.

5.  Quinto chakra: Azul

Sabemos que el azul es un color frío, a menos que, por supuesto, creas que el azul es el color más cálido. Sin embargo, también es calmante, reconfortante y curativo, como el océano. Piensa en un océano vasto y tranquilo: estar junto al mar proporciona una sensación de calma y serenidad, y pone todo en perspectiva.

Este color de chakra tiene un significado similar: la quietud del color azul te permite sintonizarte con tu ser interior y le da una sensación de calma a la mente ocupada. En resumen. El color azul representa el chakra de la garganta y gobierna tus emociones en torno a la autoexpresión y la comunicación.

6.  Sexto chakra: Índigo

Puede que te pregunte qué es exactamente el chakra del tercer ojo en un sentido espiritual. El tercer ojo se refería a un sentido de sabiduría y de conocimientos internos; algo que no necesariamente puedes ver, pero que está ahí de todos modos. El tercer ojo puede ver los reinos internos de conciencia superior.

Entonces, el hecho de que Índigo sea el color de tu chakra del tercer ojo no tiene poca importancia. El significado del índigo, el azul violeta profundo, representa lo esotérico y la intuición. Aquellos que tienen chakras saludables del tercer ojo están en paz consigo mismos y comprenden que tenemos una vocación superior en esta vida.

El índigo representa una conexión con lo Divino, un profundo sentido de paz y una conexión entre el mundo material y el espiritual. En resumen. El color índigo está asociado con el chakra del tercer ojo y gobierna tu intuición y habilidades psíquicas.

7.  Séptimo chakra: Violeta

El violeta, el color de tu chakra de la corona, tiene la longitud de onda más corta y la vibración más alta. Es el color de la espiritualidad y es la conexión con el cielo.

El color fomenta finales pacíficos y nuevos comienzos. El chakra de la corona se encuentra en la parte superior de nuestro ser (en nuestro cráneo, corteza cerebral y cerebro). Hace referencia a nuestro ser intelectual, así como a la forma en que se conecta con nuestro cuerpo como un todo y nuestro espíritu interior. El violeta es un color pacífico y de trascendencia.

Rodearte de violeta y abrir tu chakra coronario te dará una sensación de plenitud con el universo. Cuando alcanzas este nivel de conexión, te das cuenta de que no hay separación entre tú y el mundo que te rodea; de hecho, todos somos uno.

En resumen. El chakra de la corona violeta gobierna la conexión contigo mismo y las emociones en torno a la meditación.

 

Si te gustó el artículo nos encantaría que compartas y leer tus comentarios debajo!

Compartir en tu red:

Deja un comentario